Resúmenes Arqueología Urbana

1. La ornamentación marmórea de la natatio de las Termas Centrales de Caesaraugusta y su procedencia 

Autor/a principal: Carmen Aguarod Otal.

Autores: Carmen Aguarod Otal y María Pilar Lapuente Mercadal.

Las termas públicas centrales de la colonia Caesaraugusta se descubrieron en el año 1982 en la calzada de la calle San Juan y San Pedro, durante el transcurso de unas obras. Tras su hallazgo se realizó la primera campaña de investigaciones, que se extendió a los números 3-7 del solar contiguo, donde aparecieron los restos de una monumental natatio porticada. Su excavación finalizó con una segunda campaña realizada en 1990, en la que se documentaron unas foricae, cronológicamente anteriores a la piscina.

En la excavación se pudieron documentar tres fases constructivas en el establecimiento termal, de las cuales la última supone una ambiciosa remodelación, en la que se construye una natatio, absidiada, rodeada de un deambulatorio y un peristilo.

La cronología para la realización de esta tercera fase nos la proporcionan los materiales procedentes del nivel de amortización del canal higiénico de las letrinas públicas, foricae, correspondientes a la segunda fase del edificio, que nos remite a los emperadores de la dinastía flavia, hacia finales del siglo I d.C.

El pavimento de la piscina posee, en una gran parte de su superficie, un revestimiento de grandes lastras de mármol cuyo estudio arqueométrico indica su procedencia pirenaica, en concreto de diferentes canteras del sector de Saint-Béat, alternando en los placados el de color blanco-grisáceo, bandeado, y el de color amarillo de La Brecha de los Romanos de la Pène Saint-Martin.

A lo largo del proceso de excavación se documentaron elementos que formaban parte de la ornamentación parietal del área porticada de la piscina. Entre los materiales líticos, realizados en marmor, se encuentran cinco placas murales, crustae marmoreae, rectangulares decoradas con diversos motivos en bajorrelieve, de talla cuidada y excelente ejecución, que evidencian un importante taller aquitano especializado de marmorarii.


2. La necrópolis oriental de Caesaraugusta. Enterramientos y mausoleo 

Autor/a principal: José F. Casabona Sebastián.

Autores: José F. Casabona Sebastián y Judit Paraíso Sánchez.

La excavación arqueológica en la calle Santiago Rusiñol 36 de Zaragoza, situada al otro lado del río Huerva, donde ya se habían localizado otros enterramientos romanos, ha permitido comprobar la continuidad espacial de la necrópolis, ampliar su horizonte cronológico y definir los restos de un pequeño mausoleo con una incineración y una posterior reutilización. Estaba rodeado por un conjunto de tumbas de inhumación realizadas con ladrillo, tegulae y cantos rodados

El edículo funerario presentaba una planta cuadrangular, sobre una capa de cantos rodados que servía de cimentación, a la que seguía una capa de mortero de cal, el alzado pudo ser de tapial.  La dimensión total es de 3,10 m. (de norte a sur) por 3,04 de este a oeste. 

En el interior, arrasado se ha podido reconocer el emplazamiento de la urna, con restos de la cremación y al exterior un peculiar sistema de recogida de aguas con dos grandes doliae en buen estado de conservación.

Con posterioridad el edificio fue reutilizado como osario. Con las limitaciones de lo reducido de la excavación, parece claro que la cronología del tramo de necrópolis excavado ocuparía desde el siglo I d. C. hasta el periodo tardorromano y permite seguir ampliando el conocimiento de la necrópolis oriental de Caesaraugusta.

El espacio debió ser abandonado, quizás quedo como campo de secano o pastos y con la llegada de las aguas del Canal Imperial, ya a finales del siglo XVIII, nivelado para la puesta en regadío, hasta su posterior urbanización.


3. Dos nuevas estructuras relacionadas con el agua de Osca

Autor/a principal: Julia Justes Floría.

La arqueología urbana en Huesca sigue ofreciendo datos para el conocimiento de Osca. En los últimos años he dirigido dos excavaciones en puntos muy diferentes de la ciudad, la primera en el sector E, en el interior de la zona elevada (C/ Canellas 3); la segunda al W, en el exterior de la zona elevada (av. Monreal 1). Ambas presentan importantes diferenticas y alguna similitud.

En nuestra presentación haremos un somero análisis de ambas excavaciones, presentando las estructuras y algunos materiales destacados. Realizando no solo en la mera exposición de los datos si no que apuntaremos posibles líneas de interpretación de las estructuras en el conjunto de la ciudad.

En Canellas 3, junto a la cimentación de un edificio de cronología altoimperial se identificó un tramo de conducción de agua construido en sillería de excelente calidad, como elemento sobresaliente destacamos que diez de los sillares que formaban parte de esta estructura presentan marcas de cantero.

En el solar situado en avenida de Monreal nº 1 se exhumó parte de una construcción cuadrangular de al menos 22 x 17 metros, igualmente se trata de una construcción en sillería de excelente calidad.

Ambas construcciones tienen en común su relación con el agua, su distribución y almacenamiento, además del momento de abandono, ya que ambas estructuras aparecen colmatadas de abundantes materiales cerámicos datados al final de la época flavia. No es el único caso en Osca, la acequia que recorría el sector W de la ciudad se colmató en el mismo momento.

 Con esta comunicación queremos despedirnos de José Antonio Minguez. Entre los muchos proyectos que compartíamos estaba el estudio de materiales de ambas excavaciones en especial un interesante lote de grafitos sobre terra sigillata procedente de Canellas 3.